¿Qué es el Cupo explora?

El Cupo Explora es una iniciativa que nace a partir del trabajo conjunto entre la Universidad de Santiago de Chile y Explora de Conicyt, que busca garantizar el acceso a la educación superior a jóvenes con trayectoria científica a través de una vía especial de ingreso.

Principios que orientan el proyecto

1. Talentos distribuidos, oportunidades concentradas

El diagnóstico compartido y universal dice que los talentos de todo tipo, están distribuidos entre la población. Esto significa que existen independientes de la condición socioeconómica, etnias, género y culturas. Sin embargo, en el sistema escolar nacional, las oportunidades están principalmente concentradas en los establecimientos particular pagados y en la educación pública en los llamados liceos “emblemáticos”, tanto en Región Metropolitana como en regiones. Esto es evidenciado año a año, con los resultados de las diversas instancias evaluativas de la calidad de la educación en el país (SIMCE, PSU). Esto hace que la única vía de acceso a la educación superior, es decir, la PSU, sea un instrumento que no recoge la riqueza y potencialidades de todos los estudiantes del país.

graficos

PSU 2015; DEMRE

Como muestra la gráfica, los resultados de la PSU son sólo uno de los indicadores de logros de aprendizaje a lo largo de la vida escolar, condicionados por la calidad de la enseñanza que imparten los establecimientos y por lo tanto no representan la totalidad de las posibilidades potenciales de un estudiante.

2. Cerrar brechas de inequidad

Los principales factores (no los únicos) de la desigualdad de los resultados de aprendizaje de los estudiantes, de acuerdo a los estudios, son contextuales. La reforma educativa que aumenta los recursos monetarios para el sistema educativo, por ejemplo con la disminución de horas lectiva a los docentes, es el primer paso de un proceso de mediano a largo plazo en la mejora de resultados de aprendizaje de los estudiantes.

Sumado a este diagnóstico, el año 2016 se realizó la primera Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología. En ella, a la pregunta que refiere al nivel de la educación científica y técnica que ha recibido la población de 15 años y más, un 51, 3 % responde que esta ha sido Muy Baja + Baja. Sólo un 7,3% responde que esta ha sido Alta + Muy Alta. Es decir, más de la mitad de la población reconoce un vacío importante de conocimientos científicos y tecnológicos. Paradójicamente, más del 50% de la población encuestada reconoce que el conocimiento científico es Bastante o Muy Útil para variados aspectos de su vida cotidiana (cuidado de salud y prevención de enfermedades, cuidado del entorno y medio ambiente, comprensión del mundo, decisiones como consumidor y en su profesión o trabajo).

Esta es otra razón para la generación de mecanismos complementarios que permitan aprovechar talentos y aptitudes de los estudiantes, y que puedan incorporarse al sistema de educación superior en forma paralela a las políticas públicas que apuntan al mismo objetivo.